Inicio
Biografía
Contacto
 
 
 
 
 
     
 

OTRAS SECCIONES

Galería virtual
Publicaciones
 

MÁS SOBRE ESTEBAN DÓMINA

Biografía
 
 
 
 
 
  HISTORIA ARGENTINA      
Qué deja el 2017 para la historia
 

Al final de cada año puede resultar un ejercicio interesante identificar aquellos acontecimientos capaces de trascender la cotidianeidad para quedar registrados como historiables, ya sea por su envergadura o singularidad.

A manera de balance, lo que sigue es, simplemente, una selección de hechos relevantes del año 2017, cuyo análisis y valoración correrá por cuenta de cada uno.

Mundo
La agenda internacional volvió a estar dominada por el accionar del terrorismo, una constante de las últimas décadas. La lista de atentados que jalonaron el año, causando muerte y zozobra en distintos países, es escalofriante. La peor parte la soportaron, una vez más, los países ubicados en zonas calientes de Asia y África —en especial el Medio Oriente— donde las víctimas se cuentan por miles. Sin embargo, ningún lugar del mundo parece estar a salvo de la furia yihadista: Estocolmo (abril), Manchester (mayo), París y Bruselas (junio), Barcelona (agosto), Londres (septiembre), Las Vegas y Nueva York (octubre y diciembre), entre tantos otros.

La era Trump se hizo sentir: el presidente Nº 45 de los EE.UU. llevó su beligerante discurso de campaña al terreno de los hechos, arremetiendo contra varios frentes: Estado Islámico (ISIS), Corea del Norte, y también contra la prensa de su país. Aunque ambos parecen coincidir en la cruzada antiterrorista, la sorda pulseada con Vladimir Putin, el ascendente líder ruso, hizo renacer las tensiones de otrora y el consiguiente estado de confrontación encubierta entre potencias. La movida inconsulta en Jerusalén indignó al mundo árabe.

En Cataluña, un nuevo brote separatista conmovió a España, en tanto que en Gran Bretaña siguió adelante otro proceso secesionista que dejará su marca: el Brexit.

Región
La región transitó un tiempo de relativa estabilidad, aunque no exenta de sobresaltos. En Brasil, el Lava Jato, el proceso judicial que golpeó duramente a la dirigente política, siguió marcando el clima de época. En Chile, por su parte, concluyó el mandato de Michelle Bachelet y volverá al gobierno Sebastián Piñera, convalidando una envidiable alternancia entre centroderecha y centroizquierda que no se da en otros países de la región.

En Ecuador, en las elecciones presidenciales triunfó Lenin Moreno, sucesor de Rafael Correa, garantizando la continuidad de la alianza gobernante que lleva diez años en el poder. Venezuela, entretanto, siguió sumida en un pantano político y económico, más aislada aún tras los recambios operados en la región. En Perú, el presidente Kuczinsky quedó en el ojo de la tormenta.

Argentina
Fue un año intenso en Argentina. Por lejos, la tragedia del submarino ARA San Juan quedará marcada a fuego como el suceso más impactante y conmovedor del año. También la muerte de Santiago Maldonado, una nueva víctima en la etapa democrática abierta en 1983. Le siguió la de Rafael Nahuel, el joven baleado en Villa Mascardi. El telón de fondo en ambos casos fue el conflicto mapuche, un reclamo ancestral envuelto en un inusitado rebrote de violencia.

El mani pulite judicial, una súbita hiperactividad de los tribunales de justicia nunca vista antes, también tendrá registro histórico. La revisión judicial de la etapa kirchnerista produjo más presos —entre ellos un exvicepresidente de la Nación— por causas de corrupción que en toda la historia argentina, donde las condenas se pueden contar con los dedos. Queda por ver si es un cambio de fondo o un espasmo circunstancial en línea con el nuevo contexto.

Sobre el final del año, se reinstaló en la agenda el Memorándum de Entendimiento con Irán y la consiguiente actualización de una de las mayores tragedias de los últimos años: el atentado contra la sede de la AMIA que, desde 1994, permanece impune.

La política doméstica no aportó demasiadas novedades historiables como otros años. Las elecciones legislativas seguramente merecerán algún párrafo en la crónica histórica. Sin embargo, el hecho sobresaliente de dicha crónica será, seguramente, la sanción de la reforma previsional que, sobre el final del año, dejó algunas imágenes fuertes de violencia desbordada en tiempos democráticos.

Córdoba
El acontecimiento que colocó a Córdoba en la agenda internacional fue la beatificación de Madre Catalina María de Rodríguez. La política no trajo mayores sorpresas: la elección de diputados replicó el amplio apoyo cosechado por Mauricio Macri en el 2015, ratificando a Córdoba como la provincia más proclive al presidente.

Eduardo César Angeloz murió el 23 de agosto. Nacido en 1931, la suya fue una vida consagrada a la política hasta el último día. Fue, por lejos, el político a quien la sociedad cordobesa le confirió la mayor cuota de poder desde 1983. Probablemente queden para la historia su frustración por no haber alcanzado la presidencia de la Nación y su mayor error: forzar un tercer mandato consecutivo. El juicio definitivo de su figura decantará con el paso del tiempo.

Víctor Martínez, otro protagonista de la política cordobesa y nacional, falleció el 20 de noviembre. Además de otros cargos, fue el vicepresidente de Raúl Alfonsín entre 1983 y 1989.

En síntesis, fue un año que probablemente no quede marcado como un hito sobresaliente de la historia reciente. Sin embargo, aquí y en muchas partes, fue pródigo en acontecimientos que no pasarán al olvido rápidamente.